Oraciones a los ángeles de la Guarda

ángeles del cielo vengan a mí porque en el camino yo me perdí. ángel mío ángel mío, que me cubres con tus alas de luz divina, que son mi escudo protector y que conmigo siempre estás en todo momento y lugar. Acompáñame en mis viajes, líbrame de todo peligro o accidente, defiéndeme de mis enemigos y aléjame de todos aquellos que me quieran perjudicar. Ayúdame en mi trabajo y socórreme en mis necesidades. Gracias. Amén. ángel de Dios, que eres mi custodio, pues la bondad divina me ha encomendado a ti, ilumíname, dirígeme, guárdame. Amén. ángel de Guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes solo que me perdería. Ni vivir, ni morir en pecado mortal. Jesús en la vida, Jesús en la muerte, Jesús para siempre. Amén Jesús. ángel de Dios, bajo cuya custodia me puso el Señor con amorosa piedad, a mí, que soy tu encomendado, alúmbrame esta noche, guárdame, defiéndeme y gobiérname. Amén. ángel de mi guarda, mi prisionero de amor te agradezco que me tengas bajo tu amorosa protección.

No te apartes de mi nunca,
quiero estar contigo cada noche y cada día
aun cuando llegue el momento en que descanse
feliz al lado de Jesús y en los brazos de María,
serás tu siempre mi amada compañía.

 ángel de Dios, que eres mi custodio, pues la bondad divina me ha encomendado a ti, ilumíname, dirígeme, guárdame. Amén. Angel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.

Aunque espíritu invisible,
sé que te hallas a mi lado,
escuchas mis oraciones
y cuentas todos mis pasos.

En las sombras de la noche,
me defiendes del demonio,
tendiendo sobre mi pecho
tus alas de nácar y oro.

Angel de Dios, que yo escuche
tu mensaje y que lo siga,
que vaya siempre contigo
hacia Dios, que me lo envía. Leer más...

Oración al Arcángel San Gabriel

¡Oh! Dios, que entre todos los ángeles elegiste al Amoroso Arcángel San Gabriel para anunciar el misterio de tu Encarnación; concédenos benignamente que los que celebramos su festividad en la tierra, experimentemos su patrocinio en el cielo. (Aquí se pide la gracia que se desea) Poderosísimo Arcángel Gabriel, tu que eres la fuerza de Dios lávame en tus benditas aguas de purificación, aumenta mi intuición, y ayúdame a recordar lo que Yo Soy. En sueños dame a beber el líquido del verdadero amor. Y con tu trompeta anuncia a mi alma que ya es el tiempo de levantarme de entre los muertos y resucitar mi conciencia a la Luz.
Amén. Leer más...

Letanía y oración del Rosario

rosario 276x300 - Letanía y oración del Rosario

Señor, ten piedad- Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad- Cristo, óyenos,
Cristo escúchanos- Dios Padre celestial
Dios Hijo Redentor del mundo- Dios Espíritu Santo
Trinidad Santa- un Solo Dios.
Santa María- Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las vírgenes- madre de Cristo,
madre de la Iglesia- madre de la Divina Gracia.
Madre purísima- madre castísima,
madre incorrupta- madre inmaculada,
madre amable- madre admirable,
madre del Buen Consejo- madre del Creador,
madre del Salvador- Virgen prudentísima,
Virgen venerada- Virgen alabada,
Virgen poderosa- Virgen clemente,
Virgen fiel- Espejo de Justicia,
trono sabiduría- causa de nuestra alegría,
vaso espiritual- vaso honorable,
vaso digno de honor- vaso insigne de devoción,
Rosa mística- Torre de David,
torre de Marfil- casa de Oro,
Arca de la Alianza- Puerta del cielo,
estrella de la mañana- salud de los enfermos,
refugio de los pecadores- consuelo de los afligidos,
auxilio de los cristianos- reina de los ángeles. Leer más...

Letanía en honor de Santa Ana

san joaquin y santa ana 3 259x300 - Letanía en honor de Santa Ana

Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
¡Cristo, óyenos!.
¡Cristo, escúchanos!.
Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios, Hijo, redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros.
Santa Ana, ruega por nosotros,
descendente de la familia de David,
hija de los patriarcas,
fiel esposa de San Joaquín,
Madre de María, la Virgen Madre de Dios,
amable madre de la Reina del Cielo,
abuela de nuestro Salvador,
amada de Jesús, María y José,
instrumento del Espíritu Santo.
Ricamente dotada de las gracias de Dios,
ejemplo de piedad y paciencia en el sufrimiento,
espejo de obediencia,
ideal del autentico feminismo,
protectora de las vírgenes,
modelo de las madres cristianas,
protectora de las casadas,
guardián de los niños,
apoyo de la vida familiar cristiana,
auxilio de la Iglesia,
madre de misericordia,
madre merecedora de toda confianza,
amiga de los pobres.
Ejemplo de las viudas,
salud de los enfermos,
cura de los que sufren del mal.
Madre de los enfermos.
Luz de los ciegos,
voz de quienes no pueden hablar,
oído de los sordos,
consuelos de los afligidos,
alentadora de los oprimidos,
alegría de los ángeles y Santos,
refugio de los pecadores,
puerto de salvación,
patrona de la buena muerte,
auxilio de cuantos recurren a ti,
cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
perdónanos Señor,
cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
escúchanos Señor,
cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
ten piedad de nosotros,
ruega por nosotros buenísima Santa Ana,
para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
Oremos: Dios todopoderoso y eterno te has complacido en escoger a Santa Ana para que de ella naciera la Madre de tu amado hijo. Haz que cuantos la honramos con especial confianza podamos, por su intercesión, alcanzar la vida eterna. Te lo pide por Jesucristo nuestro Señor. Amén. Leer más...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar