Angeles y Espiritualidad

seres de luz 150x150 - Angeles y Espiritualidad

En nuestro presente la palabra “Espiritualidad” conlleva a una serie de juicios a priori en la que, la mejor opción sería pensar en brujería, tabacos o quién sabe cuantas hierbas y aromas para solventar una situación adversa a nuestras aspiraciones.

Lo cierto es, que no conocemos el verdadero significado de esta palabra, así como tampoco conocemos a lo que nos invita.

Como decía uno de los grandes maestros que dejó huella en la humanidad como lo fue El Maestro Jesús “El espíritu es el don más preciado que recibimos del Padre y se asemeja a una tierra noble y buena para sembrar, por lo que hay que estar cosechando en nuestro espíritu las bondades de la vida y de la propia existencia”.

Estas palabras nos transportan al hecho de que la palabra espíritu y espiritualidad, tienen que ver con nuestro interior y están por encima de las cosas materiales y triviales, pero básicas para nuestro soporte de vida en nuestro presente.

El espíritu, denota existencia en forma de energía no física, más si tangible por nuestros sentidos como lo son: tacto, olfato, oído y en ciertos casos visión.

 

ESPIRITUALIDAD

Es la acción de algo, o sobre algo para conocer sus potencialidades y desarrollarlas.

Si logramos conjugar el significado de ambas palabras llegamos a la conclusión de que en nuestro ser o cuerpo, habita el espíritu y lo podemos trabajar o desarrollar para beneficio propio y en beneficio de una comunidad. Es decir nuestro espíritu puede ser desarrollado y preparado para alcanzar un mejor estilo tanto de vida como de existencia y más allá.

Bien, la gran pregunta que surge ahora, es ¿Cómo desarrollar nuestro espíritu? ¿Y de qué se alimenta?.

Nuestro espíritu se desarrolla con la buena interrelación con nuestro entorno como lo son los elementos físicos de la naturaleza, compartir con mis familiares, vecinos, compañeros, etc. De allí que nosotros los seres humanos seamos tan sociables, y en esa buena medida de interrelación se intercambian conocimiento, experiencias, vivencias, etc., en esa interrelacion se desarrolla nuestro espíritu, con las buena acciones, que comprendan nuestro beneficio como el de los demás, conociendo un poco más acerca de nosotros mismos, por qué existimos, hacia dónde vamos, qué queremos alcanzar y cómo beneficiarnos de ello, todas estas buenas acciones y otras más nos harán descubrir la luz que habita en nosotros o sea el conocimiento de nuestra verdad, de nuestro entorno, de nosotros mismos y de nuestro creador; mostrándonos el camino a la felicidad plena no solo en este plano existencial sino en otro plano en donde se encuentra el Creador.

banner mantenerme 2 - Angeles y Espiritualidad

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar