Letanía en honor de Santa Ana

san joaquin y santa ana 3 259x300 - Letanía en honor de Santa Ana

Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
¡Cristo, óyenos!.
¡Cristo, escúchanos!.
Dios, Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios, Hijo, redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios, Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros.
Santa Ana, ruega por nosotros,
descendente de la familia de David,
hija de los patriarcas,
fiel esposa de San Joaquín,
Madre de María, la Virgen Madre de Dios,
amable madre de la Reina del Cielo,
abuela de nuestro Salvador,
amada de Jesús, María y José,
instrumento del Espíritu Santo.
Ricamente dotada de las gracias de Dios,
ejemplo de piedad y paciencia en el sufrimiento,
espejo de obediencia,
ideal del autentico feminismo,
protectora de las vírgenes,
modelo de las madres cristianas,
protectora de las casadas,
guardián de los niños,
apoyo de la vida familiar cristiana,
auxilio de la Iglesia,
madre de misericordia,
madre merecedora de toda confianza,
amiga de los pobres.
Ejemplo de las viudas,
salud de los enfermos,
cura de los que sufren del mal.
Madre de los enfermos.
Luz de los ciegos,
voz de quienes no pueden hablar,
oído de los sordos,
consuelos de los afligidos,
alentadora de los oprimidos,
alegría de los ángeles y Santos,
refugio de los pecadores,
puerto de salvación,
patrona de la buena muerte,
auxilio de cuantos recurren a ti,
cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
perdónanos Señor,
cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
escúchanos Señor,
cordero de Dios que quitas los pecados del mundo,
ten piedad de nosotros,
ruega por nosotros buenísima Santa Ana,
para que seamos dignos de las promesas de Cristo.
Oremos: Dios todopoderoso y eterno te has complacido en escoger a Santa Ana para que de ella naciera la Madre de tu amado hijo. Haz que cuantos la honramos con especial confianza podamos, por su intercesión, alcanzar la vida eterna. Te lo pide por Jesucristo nuestro Señor. Amén. Leer más...

Qué es la Oración?

Dice Santa Teresa del Niño Jesús…

"Para mí, las oraciones son un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como desde dentro de la alegría No debemos caer en la rutina de formas pre-establecidas que recitamos sin pensar como parte de nuestras oraciones. Las oraciones deben nacer de un sentimiento profundo que brota de nuestro corazon en un intento de comunicarnos con Dios nuestro Padre . A traves de las oraciones nosotros aprendemos a pedir cosas y sobre todo a dar gracias al Señor nuestro Dios. Las oraciones son el medio que tenemos para comunicarnos con El y aunque no escuchemos sus respuestas somos capaces de sentirlas." Leer más...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar