Letanías de la Humildad

(Del Cardenal Merry del Val)

Jesús manso y humilde de Corazón, ¡óyeme!.
(Después de cada frase hay que decir: Líbrame Jesús)

Del deseo de ser lisonjeado,
del deseo de ser alabado,
del deseo de ser honrado,
del deseo de ser aplaudido,
del deseo de ser preferido a otros,
del deseo de ser consultado,
del deseo de ser aceptado,
del temor de ser humillado,
del temor de ser despreciado,
del temor de ser reprendido,
del temor de ser calumniado,
del temor de ser olvidado,
del temor de ser puesto en ridículo,
del temor de ser injuriado,
del temor de ser juzgado con malicia. Leer más...

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar