Oración al Arcángel San Miguel

 

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes, y tú Príncipe de la Milicia Celestial, arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a los otros espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

 

¡Oh!, glorioso San Miguel, Príncipe de los ángeles, guardián de la Iglesia y defensor de las Almas, te pedimos humildemente que tu auxilio nos ampare, y tu fortaleza nos defienda, para que cuando salgamos de esta vida, defendidos con toda tu ayuda del infernal dragón y sus astucias, seamos presentados limpios de toda culpa ante la Divina Majestad. AMéN.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar