Oración de la Noche

oraciondelanoche 150x150 - Oración de la Noche

Padre: Yo perdono a todo el que necesita mi perdón y a mí mismo, y aunque sé que en el plano espiritual no existe nada que perdonar, yo perdono porque así cambio la idea del que cree hacerme el mal. Invito a mis guías invisibles a utilizar mi sueño para yo hacer el bien en donde sea oportuno. Gracias te doy Padre Adorado.

Oraciones a los ángeles de la Guarda

ángeles del cielo vengan a mí porque en el camino yo me perdí. ángel mío ángel mío, que me cubres con tus alas de luz divina, que son mi escudo protector y que conmigo siempre estás en todo momento y lugar. Acompáñame en mis viajes, líbrame de todo peligro o accidente, defiéndeme de mis enemigos y aléjame de todos aquellos que me quieran perjudicar. Ayúdame en mi trabajo y socórreme en mis necesidades. Gracias. Amén. ángel de Dios, que eres mi custodio, pues la bondad divina me ha encomendado a ti, ilumíname, dirígeme, guárdame. Amén. ángel de Guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día. No me dejes solo que me perdería. Ni vivir, ni morir en pecado mortal. Jesús en la vida, Jesús en la muerte, Jesús para siempre. Amén Jesús. ángel de Dios, bajo cuya custodia me puso el Señor con amorosa piedad, a mí, que soy tu encomendado, alúmbrame esta noche, guárdame, defiéndeme y gobiérname. Amén. ángel de mi guarda, mi prisionero de amor te agradezco que me tengas bajo tu amorosa protección.

No te apartes de mi nunca,
quiero estar contigo cada noche y cada día
aun cuando llegue el momento en que descanse
feliz al lado de Jesús y en los brazos de María,
serás tu siempre mi amada compañía.

 ángel de Dios, que eres mi custodio, pues la bondad divina me ha encomendado a ti, ilumíname, dirígeme, guárdame. Amén. Angel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día.

Aunque espíritu invisible,
sé que te hallas a mi lado,
escuchas mis oraciones
y cuentas todos mis pasos.

En las sombras de la noche,
me defiendes del demonio,
tendiendo sobre mi pecho
tus alas de nácar y oro.

Angel de Dios, que yo escuche
tu mensaje y que lo siga,
que vaya siempre contigo
hacia Dios, que me lo envía. Leer más...

Oración al Arcángel San Gabriel

¡Oh! Dios, que entre todos los ángeles elegiste al Amoroso Arcángel San Gabriel para anunciar el misterio de tu Encarnación; concédenos benignamente que los que celebramos su festividad en la tierra, experimentemos su patrocinio en el cielo. (Aquí se pide la gracia que se desea) Poderosísimo Arcángel Gabriel, tu que eres la fuerza de Dios lávame en tus benditas aguas de purificación, aumenta mi intuición, y ayúdame a recordar lo que Yo Soy. En sueños dame a beber el líquido del verdadero amor. Y con tu trompeta anuncia a mi alma que ya es el tiempo de levantarme de entre los muertos y resucitar mi conciencia a la Luz.
Amén. Leer más...

Letanía y oración del Rosario

rosario 276x300 - Letanía y oración del Rosario

Señor, ten piedad- Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad- Cristo, óyenos,
Cristo escúchanos- Dios Padre celestial
Dios Hijo Redentor del mundo- Dios Espíritu Santo
Trinidad Santa- un Solo Dios.
Santa María- Santa Madre de Dios
Santa Virgen de las vírgenes- madre de Cristo,
madre de la Iglesia- madre de la Divina Gracia.
Madre purísima- madre castísima,
madre incorrupta- madre inmaculada,
madre amable- madre admirable,
madre del Buen Consejo- madre del Creador,
madre del Salvador- Virgen prudentísima,
Virgen venerada- Virgen alabada,
Virgen poderosa- Virgen clemente,
Virgen fiel- Espejo de Justicia,
trono sabiduría- causa de nuestra alegría,
vaso espiritual- vaso honorable,
vaso digno de honor- vaso insigne de devoción,
Rosa mística- Torre de David,
torre de Marfil- casa de Oro,
Arca de la Alianza- Puerta del cielo,
estrella de la mañana- salud de los enfermos,
refugio de los pecadores- consuelo de los afligidos,
auxilio de los cristianos- reina de los ángeles. Leer más...

Oración a los ángeles y sus huestes angélicas

huestes 150x150 - Oración a los ángeles y sus huestes angélicas

Oh Dios infinito de amor y misericordia, ante tí vengo una vez más para comulgar con tu presencia; en silencio, dentro de mi corazón, te pido que permitas a los Arcángeles y a sus huested angélicas morar en mi mundo y en el de mis hermanos, para que vivan diariamente con nosotros, como amigos y compañeros, como servidores divinos de la luz, hasta que ellos sean la presencia maestra en mi Ser. Infinitas gracias, Dios del Universo, por tu respuesta a ésta y cada llamada. Amén.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar